Publicidad

Martes 14 de Octubre de 2014

  • Agrandar tipografía
  • Achicar tipografía
  • Imprimir
  • Recomendar nota

Gente del turf

EL HIPODROMO ARGENTINO HOMENAJEO A LAS JOCKEYS DE TODOS LOS TIEMPOS, CON LA GRAN FIGURA DE MARINA LEZCANO, UN IDOLO TOTAL

GENTE TAPA DSC_4936 DSC_4942 DSC_4944 DSC_4946 DSC_4949 DSC_4948 DSC_4951 DSC_4952 DSC_4956 DSC_4958 DSC_4955 DSC_4962 DSC_4960 DSC_4964 DSC_4969 DSC_4971 DSC_4970 DSC_4937 DSC_4976 DSC_4950 DSC_4967 DSC_4953 DSC_4945

por Osvaldo Martinez

JORNADA DE LA MUJER ARGENTINA, CON LA PRESENCIA DE LA LIGA ARGENTINA DE LUCHA CONTRA EL CANCER Y CON LA COBERTURA Y SHOWS POR PARTE DE LA 97.5

La mujer fue agasajada, en la tarde del lunes feriado, en el Hipódromo Argentino de Palermo. Y nada mejor que invitar al escenario mayor de Avenida Libertador y Dorrego a las jockeys, con la figura máxima de todos los tiempos, Marina Lezcano, hoy Directora de la Escuela de Aprendices del Hipódromo La Punta, en San Luis. Divina, atenta, amorosa, como siempre, “Manzanita” como le decíamos en esos momentos maravillosos, de una campaña sensacional, abriéndose camino entre hombres, en una época, donde la mujer no era lo que es hoy, de ama de casa a la calle, al mundo de los varones, sin perder su perfume de mujer, haciendo a la par en una profesión durísima, dificilísima para una dama.

Cuando me solicitaron una nota en la Revista El Gráfico, sobre los mejores jinetes de la actualidad, escribí de los mejores, incluyendo a la gran Marina Lezcano, ganadora de infinidad de carreras, ni hablar de cotejos jerárquicos, cosa que no pudieron hacer jinetes de renombre internacional, si todavía le vemos la sonrisa volviendo al pesaje tras la hazaña de vencer con Serxens, pegado a la verja. Decía en mi nota, que era una de las mejores saltando de los partidores, con un buen porcentaje de ganar una carrera, largando presta, su entrada a la recta, nunca lejos de los palos, todo lo contrario, la marca de los palos blancos en su bota izquierda, hablaba en muchas oportunidades, cómo ingresaba a la recta. Finales a todo o nada con los grandes jinetes de su época y de la mía.

Saben qué, está igual, como decía la propaganda en televisión.

Compartió todos los momentos, siempre con una sonrisa, amable, agradecida, modesta, prudente, emocionada, aplaudida, querida. Todo lo que abarca un ídolo querido y respetado, tras una vida dedicada al caballo de carrera.

La acompañaron en el podio, Lucrecia Carabajal, una de las mejores del momento, trabajadora, va y va, ni hablar de quedarse en su casa, incluso corriendo herida, soy testigo y como para recordar, su temeraria carrera ganada en San Isidro, nada menos que a Pablo Falero, de punta a punta, cuando la lluvia torrencial no dejaba ver ni siquiera la oreja del ejemplar. Después de ese día solicité que en la entrega de los Pellegrini, la premiaran con una mención, pero no tuve eco favorable. Sigo mirando la carrera y me corre un frío escalofriante por la espalda.

Andrea Marinhas, manos de seda, modelo, algo alejada últimamente, pero siempre aguardamos su regreso, incluso, muchas veces nos preguntamos cómo es que no corre todas las carreras de una reunión en La Plata. Una gran jockey, de primerísima línea, sabe de desarrollos, sabe cuánto y cuándo puede darle su conducido, y lo más importante, los cuida, los ama, es su vida.

María Paganelli y Jessica Diestra, que se defienden, y muy bien, mostrándose aún cuando no tienen muchas montas y las “mamis” Vanessa Cortella y María Fleitas, recibieron hermosas flores de parte de las autoridades del Hipódromo Argentino de Palermo y de Graziella Donnet, la Presidente de la LALCEC, Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer, que además entregó trofeos en el Gran Premio Selección (G1).

Una preciosa iniciativa del Argentino de Palermo, que bien se podría agrandar el año que viene, con el agregado de otras mujeres que también hacen la hípica nuestra de cada día, peones, entrenadoras y veterinarias, para cubrir el círculo de la rama femenina, que es mucha. Incluso es mi idea de la búsqueda de relatores de carreras, preparar a dos o tres hombres y una mujer. Qué les parece tener una mujer que relate las carreras con números y nombres de los competidores, y las distancias a las que vienen los caballos que escoltan al puntero, el palo correcto por dónde van, sin repetir muletillas y tantas cosas más, tan necesarios para un excelente relato de una prueba hípica.

Una magnífica reunión vivimos en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Dejar un comentario:

Los comentarios suscriptos son regulados por el administrador y posteriormente publicados.

Artículos Relacionados

Artículos más vistos

Ver notas anteriores

Desarrollado por Camboya Digital Media